Mascotas, de Atomo Games. ¡Demuestra que eres el mejor cuidador!

En esta ocasión, Atomo Games nos propone un juego muy divertido, Mascotas. Una competición familiar, de 2 a 8 jugadores, con partidas de 20 minutos de duración, en la que demostrar que sabemos cuidar de nuestra mascota a la perfección.

Debes demostrar que eres el mejor cuidador dándole de comer, aseándola, jugando con ella, pero…¡quizás no sea suficiente! Los demás intentarán enfadarla, enfermarla y ¡hasta robártela!, llevando a cabo todo tipo de acciones. 

Mecánica:

Antes de empezar, cada participante recibe una carta de mascota, ya sea un hámster, un perro, un pez o una tortuga, que debe permanecer en secreto ante los demás. Se barajan todas las cartas de juego y se reparten cuatro a cada uno.

Se colocan las cuatro cartas grandes de mascotas en el centro de la mesa, separadas entre sí, ya que a lo largo de la partida iremos colocando más cartas en las esquinas de cada una.

Además de las cartas de mascotas, tenemos otro tipo de cartas:
  •  Cartas de cuidados: Se corresponden con los requisitos de la mascota, en forma de comida, casa, aseo y juego.
  •  Cartas de estado: Las cartas de estado se utilizan para hacer enfermar a una mascota o para curarle.
Cada jugador, en su turno, pondrá en juego una carta de su mano, ya sea a modo de cuidado para la mascota o una carta de acción o de estado. Estas cartas se situarán en las esquinas de las cartas grandes de mascotas. Cuando termine el turno, deberá reponer su mano con una nueva carta y pasaría el turno al siguiente. Siempre será obligatorio jugar una carta, por lo que, en ocasiones nos veremos obligados a cuidar la mascota del contrincante.

La partida finalizará cuando una de las cartas grandes de mascotas tenga todos los requisitos que se indican en sus esquinas y, a su vez, no tenga enfermedades ni esté enfadada. ¡Su propietario se llevará la victoria!


Y vosotros, ¿sois capaces de cuidar a vuestra mascota?
Anuncio publicitario

Catan, de Devir Iberia. Un juego de mesa para toda la familia.

Abrimos la sección de ‘Juegos de Mesa’ con la reseña de Catan, de la editorial Devir Iberia. Uno de los juegos de mesa más populares, en venta desde hace más de diez años en España, que ha marcado un antes y un después en toda Europa en lo que se refiere a juego de planificación, colaboración y, lógicamente, diversión. 

Mecánica:

Cada juego comienza barajando los hexágonos que conforman el tablero, por lo que el tablero es distinto cada vez que se juega.

Cada uno de los jugadores representa a una civilización, exploradores, aventureros o colonizadores, que llegan a la isla de Catan. Estos colonizadores tienen que expandirse, para ello, la isla cuenta con los materiales necesarios para la construcción de carreteras, poblados y ciudades. Los hexágonos del tablero representan los diferentes tipos de materias primas: madera, arcilla, lana, piedra, trigo y oro.

¡El primer colonizador que consiga expandirse más que sus contrincantes será el vencedor!

Para poder recolectar estas materias, el juego consta de un sistema que depende del azar. Los hexágonos disponen de unas fichas numeradas encima de ellos. Al principio del turno, el jugador lanza los dados, se comprueba el valor obtenido por los dados, y los poblados o ciudades que estén adyacentes al terreno con el valor obtenido por los dados, producirán materias primas, por lo que todos los jugadores obtendrán las cartas de materias primas que les correspondan. De esta manera iremos acumulando las materias necesarias para construir nuestras carreteras, poblados y ciudades que nos llevarán a la victoria.

Catan aúna la estrategia, la astucia y la capacidad para negociar. Además, el juego está diseñado para mantener una competencia cercana, ya que es uno de esos juegos que premian tanto la cooperación tanto como la confrontación, sacando el espíritu competitivo de la manera más positiva posible.
Se trata de un juego para 3-4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 10 años y una duración aproximada de entre 45 y 120 minutos.