La casa de Bernarda Alba, en el Teatro Reina Victoria.

Teatro y Flamenco se unen sin barrera escénica para adentrarse en el laberinto de ideas, emociones y cuestiones que habitan en “La Casa de Bernarda Alba”. Una obra imprescindible para los amantes de Lorca. 
Monica Tello, a su vez directora e intérprete del personaje de Bernarda, a aunado a la perfección el teatro y el Flamenco en esta clásica obra. Con una sutileza exquisita nos adentramos entre los muros de la casa de Bernarda Alba para conocer el mundo interior de cada una de sus mujeres, descubriendo un abanico de sensaciones mediante los palos del flamenco. Podeis disfrutar de esta obra todos los lunes a las 20h en el Teatro Reina Victoria

SINOPSIS:

Mujeres de luto encerradas bajo el mando y la tiranía de Bernarda Alba, una mujer viuda de su segundo marido, que no contempla la importancia emocional ni sentimental de sus hijas.
Cada mujer es un palo del flamenco que encarna los sentimientos y pensamientos más íntimos de cada una, con la ausencia de la palabra que potencia sus expresiones. 

Mónica Tello se inspira en la imaginación del poeta sin querer usar su nombre en vano. Según la propia artista, La Casa de Bernarda Alba no sólo encierra a las hijas, sino que también están bajo llave los sentimientos, pensamientos, reflexiones y preocupaciones más íntimos del propio Federico.
Mónica ha querido destacar estas cuestiones a través del flamenco y, por supuesto, de la voz de los personajes, con la intención de profundizar en todo ello y poder percibirlo sin ponerlo en tela de juicio. Una visión arraigada, enérgica y temperamental; una reflexión buscada y pactada por la artista con las palabras de Federico García Lorca.

Nosotros tuvimos el placer de asistir a esta magnífica obra, llena de pasión y arte. Desde el minuto uno, el espectador se traslada a la verdadera casa de Bernarda Alba. El equipo que lleva a cabo la obra consigue esto con sólo seis sillas como atrezzo, vestuario blanco y negro y, únicamente, utilizando el color verde en el vestido y en el abanico del personaje de Adela, un detalle que denota la lealtad y el respeto hacia Lorca. 
Poco a poco, los personajes nos van integrando en el flamenco y en el teatro, creándonos intriga y, a su vez, transmitiendonos un gran cóctel de sentimientos. Y, gracias a esto, se convierte en una obra muy amena, acompañada por música en directo, un gran detalle que no habiamos visto en prácticamente ningún espectáculo, y que crea ambientes en los que te sumerges con mucha facilidad. Pese a ser una obra dramática tiene puntos jocosos muy bien interpretados.

Debe resaltarse la progresión dramática del conflicto principal. A medida que progresa la narración, nos adentramos más en la casa y simbólicamente en las almas de las personas. Cada incidente está perfectamente trabado con el anterior y el siguiente, logrando así un magnífico encadenamiento de la acción. Mónica Tello ha sabido en todo momento transmitir la maestría de Lorca a la hora de estructurar el drama, en cuanto a la fluidez y a la naturalidad de los personajes a la hora de entrar y salir de escena. 
La fusión del diálogo y el flamenco es extraordinaria. Cada personaje habla según su carácter y las réplicas son cortas y vivaces, con lo que adquiere toda la obra un carácter muy real. Esto lo refuerza con la técnica del flamenco, que dota a los personajes de una sensibilidad innata, al elevar sus sentimientos a otro nivel mediante el baile y la actitud, que deja al público boquiabierto. Una obra única, sin duda, y muy recomendable. 

Anuncio publicitario

Bellas y Bestias, en el Teatro Reina Victoria.

“Bellas y Bestias”, la nueva comedia de Paco Rodríguez, cuyo elenco está formado por: Sílvia Gambino (Alícia Castro), David Carrillo (Antonio Lago), Sara Gómez (Paula Ramos), Susana Garrote (Marta Orozco) y José Ygarza (Marco), ha llegado al Teatro Reina Victoria, y estará en cartelera hasta el 29 de noviembre.

Silvia Gambino protagoniza una comedia satírica que reflexiona sobre las consecuencias de las mentiras adentrándose en el escabroso mundo del teatro.


SINOPSIS:

Alicia Castro, famosa actriz española que en el pasado gozó de gran éxito, se encuentra en la actualidad sumida en el olvido. Mayor, arruinada y sola, organiza una cena en su casa para celebrar una supuesta vuelta al cine. Rodeada por “sus seres queridos” va a festejar su engaño en una noche llena de alcohol, drogas, lujuria, secretos, verdades, celos, amor, envidias, soberbia, vida y muerte. Coronando la noche; el mundo del teatro.
Paula (Sara Gómez) y Marta (Susana Garrote), supuestas amigas de Alicia Castro, encarnan con brillantez la envidia y el coste personal que, en ocasiones, implica ejercer una profesión como la interpretación. La fama tiene un precio y Antonio Lago (David Carrillo) es consciente de que, si quiere seguir siendo un cantante de éxito y mantener el respaldo de su discográfica, debe mantener en secreto su homosexualidad. Por su parte, Marco (JoséYgarza) aporta ese punto canalla, que terminará por dinamitar una velada que será de todo menos tranquila.
Una obra para reflexionar, muy loca, en la que la de diversión y risas están garantizadas, y que nos hará ver el lado más oscuro y salvaje de los protagonistas.

PERFECTOS DESCONOCIDOS en el Teatro Reina Victoria.

Daniel Guzman se encarga de dirigir la adaptación teatral ‘Perfectos Desconocidos’, de la que podreis disfrutar en el Teatro Reina Victoria hasta enero. ¡No os lo perdáis!

La pieza teatral, una comedia original y sorprendente, está protagonizada por Alicia Borrachero, Antonio Pagudo, Olivia Molina, Fernando Soto, Elena Ballesteros, Jaime Zataraín e Ismael Fristchi.
Para directores como Daniel Guzmán, «el teatro tiene que ser vida», donde «no haya una frontera entre la realidad y la situación imaginaria» y «el público sea un personaje más», un objetivo que le ha llevado a tomar retos como esta nueva obra, Perfectos desconocidos. «No quiero ver teatro encima del escenario, quiero ver vida. No quiero alejarme, quiero estar dentro y que los actores estén conmigo en el patio de butacas porque cuando se produce esa comunión, el teatro es maravilloso«, ha afirmado Guzmán.

SINOPSIS:

Siete amigos que lo son desde hace años (tres parejas y un soltero) se reencuentran en una cena en la que deciden jugar a un juego extraño y arriesgado: ponen sus smartphones sobre la mesa y al grito de “no tenemos nada que ocultar”, deciden compartir los mensajes y las llamadas que cada uno de ellos reciba durante la noche, en una especie de ruleta rusa a golpe de SMS y tonos de llamada. Desde ese momento sorpresas y giros se suceden de manera sostenida. Alternando entre el drama y la comedia, lo hilarante y lo dramático, los secretos de cada uno se irán revelando de forma tal que al final de la velada, nada volverá a ser como era, y los amigos descubrirán que en realidad… eran Perfectos Desconocidos.

‘Perfectos Desconocidos’ son noventa minutos en los que se mezcla el humor inteligente y la reflexión. ¿Debemos desvelar todos nuestros secretos? ¿Nos ayudan o nos perjudican las nuevas tecnologias? ¿Es frágil nuestra intimidad?

¡Si queréis divertiros y reflexionar, al mismo tiempo, sobre estos u otros asuntos, no os perdáis ‘Perfectos Desconocidos’!

Todas las Mujeres, una obra para recordar.

El pasado 16 de agosto tuvimos el placer de asistir a ver la obra ‘Todas las Mujeres’, en el Teatro Reina Victoria, gracias a Entradasymás.

Desde que entramos al teatro nos sorprendió la gran aceptación que había tenido la obra (y no es para menos), el teatro lleno en pleno agosto, algo digno de resaltar.
La obra captó nuestra atención desde el minuto cero, el desarrollo del argumento estaba muy bien pautado, la personalidad del protagonista se va mostrando poco a poco en cada escena hasta quedar perfectamente definida, y todo esto se consigue gracias a la magnífica interpretación de Fele Martínez y el resto de sus compañeras de reparto.

En todo momento, Fele Martínez brilla en el escenario y hace alarde del buen actor que es, al igual que Nuria González, Lola Casamayor , Cristina Plazas, Lucía Barrado y Mónica Regueiro, que nos regalan cinco duelos interpretativos colosales, y con un gran mérito incluido, ya que los personajes de la obra son muy complejos y este reparto tan bien escogido los interpretan maravillosamente bien.
También notamos la sutil mano maestra de Daniel Veronese, que realiza un trabajo fascinante en esta gran obra, ya que está repleta de realismo y naturalidad, y nos quiere dejar claro que las personas, al igual que los personajes, no quieren enfrentarse a la realidad que les toca vivir, sino que dejan las cosas para el mañana. Tampoco tienen en cuenta que sus actos puedan afectar a otras personas a las que les pueden destrozar la vida. Este razonamiento se mantiene vigente a lo largo de toda la función, por lo que constituye una obra muy completa, llena de reflexiones y buenos ratos.

Merece meción especial la escenografía e iluminación, que forman una atmósfera muy especial en la recreación de la casa del protagonista. Una propuesta inteligente con una producción muy cuidada. Fue un placer para nosotros disfrutar de tanto talento en un mismo escenario.
Además, al terminar la función, nos dieron una sorpresa, y es que nos dejaron charlar un rato con los actores. Y ahí estaban: Fele Martínez, Nuria González, Lola Casamayor , Cristina Plazas, Lucía Barrado y Mónica Regueiro, exhaustos después de darlo todo en el escenario, después de contagiarnos sus motivaciones y sus sentimientos al interpretar a sus personajes. 
Les pudimos realizar algunas preguntas como: ¿Realizais algún ritual antes de subir al escenario? A lo que Fele respondió: Yo me tengo que lavar los dientes, sí o sí. Sino no salgo tranquilo. ¡Qué limpio es este Fele! Otra de las preguntas fue: ¿Os ha resultado fácil meteros en los personajes, o son tan distintos a vosotros que os ha costado bastante? En esta pregunta todos coincidian en que, si no te resulta dificil es que algo estás haciendo mal, ya que, como bien deciamos, sus personajes son bastante distintos a ellos, sobre todo el personaje que interpreta Fele, por lo que no ha sido fácil en muchas ocasiones, pero lo han conseguido con creces. ¡Hurra por nuestros actores! ¡Fue un honor conoceros y estar un ratito con vosotros, esperamos repetir! ¡GRACIAS!

Todas las mujeres, en el Teatro Reina Victoria.

Daniel Veronese dirige la versión teatral de Todas las mujeres (Mariano Barroso, 2013), con un reparto de lujo encabezado por Fele Martínez. La versión teatral de la aclamada cinta ganadora de un Goya en 2014 llega a Madrid del 10 de agosto al 16 de septiembre.


SINOPSIS:

Nacho es un veterinario que se enfrenta a las mujeres que han marcado su vida o han significado algo en ella. Así, se encuentra frente a su amante, a su madre, a su psicóloga, a su ex novia y a su cuñada. Casualmente con todas ellas tiene alguna que otra cuenta pendiente, así que lo mejor es que intente resolverlas cuanto antes. Fele Martínez es el rostro masculino de un reparto eminentemente femenino donde encontramos a Nuria González, Lola Casamayor, Cristina Plazas, Lucía Barrado y Mónica Regueiro.

Ana Garay ha sido la encargada de la escenografía, Pedro Yagüe de la iluminación (ambos cuentan en su trayectoria con varios premios Max) y vestuario de Marco Hernández (que ha trabajado con directores tan reconocidos como Gerardo Vera, José Carlos Plaza o Blanca Portillo).

‘El contador del amor’, en el Teatro Reina Victoria.

El pasado martes, 19 de junio, tuvimos el placer de asistir a la última función de la obra El Contador del amor, en el Teatro Reina Victoria, gracias a SerieTeatro.

El contador del amor, una comedia francesa escrita por el dramaturgo tunecino Eric Assous, autor de Nuestras mujeres, que ha sido adaptada por Julián Quintanilla y viene dirigida por César Lucendo. Esta obra ha sido galardonada con el Premio Molière 2010 a la Mejor Comedia Francesa.

La función está interpretada por Lara Dibildos, hija de la actriz y presentadora de televisión Laura Valenzuela y del productor de cine José Luis Dibildos, Jorge Lucas y el propio César Lucendo.

SINOPSIS:

El contador del amor es la historia de una venganza amorosa, un plan trazado con exquisita inteligencia por una brillante mujer, Diana, a la que su marido Agustín confiesa haberle sido infiel. Una vendetta conyugal diseñada, milímetro a milímetro, con la entrega y dedicación de una obra maestra. Pero diseñada… no para destruir el amor, sino para alargarle la vida.

Para ello, Diana y Agustín nos muestran los entresijos de su relación amorosa, con el fin de hacer que la entendamos, aunque sea un poco. Seremos cómplices de una lucha fría, cargada de ese humor que duele, pero que también sana. Los personajes, se pondrán al límite para intentar poner de nuevo a cero su contador del amor. Y nos mostrarán, una vez más, que mantener viva la llama del amor es, quizá, la única batalla que merece ser ganada.

El contador del amor es una magnífica obra en la que detrás de cada frase, existe un atisbo de ironía, hipocresía y desconfianza. Una obra que deja en el tintero, a juicio de cada uno, preguntas como: ¿Qué es peor, doce infidelidades o una sola? ¿Y si la infidelidad se comete con una persona conocida? ¿Una infidelidad con una persona de tu mismo sexo, tiene la misma importancia? Una obra fantástica que sorprende de principio a fin. ¡Enhorabuena!